historiadelhabitat@gmail.com

domingo, 27 de mayo de 2012

PARA CRESTA GRILLA GRECIA


MARCO TEÓRICO

Este trabajo práctico tiene como propuesta el componer una mirada desde el pensamiento histórico – proyectual de la relación hábitat – habitar  a través de distintos momentos históricos.
Comienza y se estructura a través del soporte de las primeras culturas urbanas, realizando una doble lectura, una que describe el corte histórico y otra que muestra la producción proyectual de ese mismo período.
Las escalas de análisis propuestas son:
§  El territorio como el espacio de desarrollo de la cultura.
§  La ciudad como la totalidad urbana y sistema socio – político.
§  La escala de los artefactos, las técnicas y los sistemas de producción.
El corte histórico abarcado se remonta desde el año 3500 AC, (nuevos descubrimientos arqueológicos refieren también experiencias urbanas anteriores) a la baja edad media, considerando las primeras culturas urbanas las ciudades estado desarrolladas en la Mesopotamia dentro de la conceptualización teórica a modo de introducción para arribar en la parte practica desde las ciudades antiguas del Mediterráneo, (cultura Minoica, Grecia clásica y Roma imperial) y por último las ciudades europeas medievales.

CATEGORÍAS DE ANÁLISIS

Unidad Socio Territorial Ambiental
El territorio, entendido como dominio geográfico (clima, relieve, recursos naturales) y como dominio cultural (cómo y con qué se transforma el soporte natural). El sistema ambiental entendido como la relación entre ciudad y territorio, las escalas territoriales, los sistemas político-religiosos de organización social, el/los modos de producción, etc.
Ciudad y Componentes Urbanos
Incluye entre otros: origen de la ciudad, límites y bordes (naturales o construidos), forma y tipo trazado (cómo se genera), redes (principales y secundarias), zonificación (por actividad predominante, por clase social, por jerarquía religiosa u otra), etc. Los sectores urbanos significativos.


Desarrollos Culturales Significativos
Relación entre contexto social-cultural y la producción. Las técnicas y los sistemas de producción como elementos significativos del sistema económico-social. Qué y cómo se produce. Cómo se modifica el medio ambiente para alcanzar esa producción. Cómo se involucra el sistema político/religioso en el sistema de producción. Cosmovisión. Desarrollos científicos, técnicos, tecnológicos, productivos, etc. Teorías y manifiestos. Campo intelectual de las disciplinas proyectuales. Condiciones proyectuales-productivas y tecnológicas. La producción de objetos. Aportes, legados, continuidades, arte, etc.
¿POR QUÉ LA CIUDAD?

“Las ciudades son la memoria de la cultura... Un paseo por las calles de Pompeya, y por los interiores de sus edificios y sus plazas, nos transporta, sin que apenas nos apercibamos de ello, no solo a otro tiempo, sino a los acontecimientos humanos que encierra: costumbres y formas de vida, instituciones, lugares sagrados y lugares públicos en los que la arquitectura y urbanismo cristalizaron las experiencias más intimas, lo mismo que las formas sociales y la estructura tecnológica del poder”[1]  
La historia urbana supone estudiar a la ciudad como espacio físico donde se desarrollan los procesos históricos, como escenario para actores sociales que no podrían desarrollarse en otro ámbito, “Una ciudad es potencialmente estudiable desde las funciones que ella ejerce a lo largo del tiempo, desde los efectos que la vida urbana imprime sobre los ciclos  vitales de sus residentes, sobre su progreso, sobre su familia y parentela, y finalmente los cambios ecológicos – espaciales que ha sufrido en su desarrollo histórico.”[2]
Actualmente la historia del hábitat, al igual que otras, se nutre de los aportes de diversas disciplinas científicas y presenta un panorama temático caracterizado por la multiplicidad.
En los últimos años, autores procedentes de distintos campos, han visto en la ciudad el lugar ideal para analizar desde sus propias perspectivas, procesos sociales generadores de paisajes culturales peculiares.
Autores como Walter Benjamin, Raymond Williams, Carlo Ginzburg, Manfredo Tafuri, postulan la posibilidad de acceder al pensamiento histórico a través de los objetos materiales, es decir que colocan a dichos objetos como una puerta mas de entrada al pensamiento cultural del hábitat.
Nuestro objetivo será entonces desandar el camino del pensamiento del hábitat desde este presente historiográfico hacia la cultura del habitar.

[1]  SUBIRATS. Eduardo, La flor y el cristal. Ensayos sobre  arte y arquitectura modernos. Edit. Anthropos. 1986
[2]  HERLIHi D. “Urbanización y cambio socialHistoria económica, nuevos problemas, nuevos enfoques. Critica. Barcelona. 1981 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí pueden hacer comentarios sobre el articulo o sugerir nuevos sitios o bibliografías.
Gracias