historiadelhabitat@gmail.com

martes, 28 de octubre de 2014

Imágenes moda siglo XIX


En adelante será la burguesía quien determinara la dirección que tome la moda.
El traje masculino del siglo XIX se corresponde con el gusto por la seguridad, lo cerrado, y lo respetable y ya no con la fantasía de los aristócratas del siglo precedente.
 
Las dos piernas del pantalón eliminan el calzón y la media aristocrática, la austeridad de los tejidos de un solo color o discretamente rayados será lo que prime en la vestimenta de los hombres
 
La vestimenta del hombre es aparentemente simples, sin embargo comienza a adquirir detalles en su manera de confeccionarse y en los detalles internos, el traje del hombre durante el siglo XIX expresara estos avances en moldería y cada vez establecerá una mejor relación con el cuerpo estableciendo un calce perfecto.
 
De esta forma la moda del siglo XIX es una moda femenina, ya que se dirige principalmente a la mujer. La división sexual de la ropa se ve repentinamente mas acentuado. Se reforzara el dimorfismo sexual, no solo prohibiendo explícitamente el uso de pantalones entre las parisinas si no también aL inaugurar un periodo en el que se proclaman una moda para la mujer y una no moda para el hombre.
La manera de vestir masculina será austera, rígida y oscura y se opone en todos los aspectos la traje femenino, que seguirá siendo el único marcado por el color y la frivolidad.
 
En este contexto la figura del dandy, supuso un cuestionamiento a la situación en la que el hombre se había colocado con respecto a la moda.
Los dandy reivindicaban el buen gusto y la elegancia, la vida de ocio y libertina.
Sus prendas no eran particularmente extravagantes, eran sobrias pero por sobre todo refinadas, de calce perfecto y atenta a cada detalle de conjunto
 
La moda sencilla del directorio será progresivamente abandonada, así a partir de la década del 20 en primera instancia la cintura descenderá a su lugar natural y poco a poco fue cada vez será mas estrecha. Esta nueva tendencia trajo consigo la vuelta del corsé a la indumentaria femenina. También se observara una tendencia a los hombros y escotes mas bajos. Por su parte la falda se ira ahuecando hasta alcanzar en al década del 30 una forma acampanada.
 
Por su parte las mangas se fueron ensanchando y alcanzaron su máximo volumen en la década del 30. Se llamaban mangas jamón o mangas de pernil ya que su forma (ahuecadas desde el hombro hasta el codo y muy estrechas en la muñeca) recordaba la pierna de ese animal.
 
Las capotas de periodo anterior se fueron abandonando y los sombreros comenzaran a tener una gran ala y estarán adornados con una gran cantidad de elementos como plumas flores y cintas de colores. Los peinados también serán mas complejos, con bucles que caen sobre el frente y un recogido en la parte trasera 
La seda fina y suave será un tejido muy popular de la época.
La parte inferior de las faldas serán decoradas con volados y otros adornos, incluso a veces llevaban adornos de piel
 
El corset que aquí vemos es de la década del 20 Confeccionado de raso de algodón con varillas blandas. La presión que ejercen sobre la cintura no es excesiva, Aquí se ven las prendas de primera piel de la época, donde se observan una especie de hombrera que permitían dar más volumen a las mangas de pernil.
 
 A partir de la década del 30 ya se observan nuevos cambios significativos. Las faldas serán mas cortas pero las mangas seguirán ensanchándose. El cuerpo en general otorgará una imagen de mayor amplitud. El escote tiende a exagerarse llegando a ser en ocasiones escote bote. Una pieza de tejido plano llamado pelerine o Fichu cubría los hombros sobre todo en el día. La acentuada línea de los hombros hacia ver la cinturas mas estrechas
 
Al acortarse las faldas, medias y calzado asumen protagonismo. Incorporan bordados y detalles múltiples.
 
 Durante la década del 40 el abultamiento de las mangas comienza situarse por debajo de los hombros y las exageradas mangas de pernil van a desaparecer. Los hombros serán redondeados y abundan las magas que apenas los cubren. El escote sigue siendo exagerado pero principalmente en los atuendos de noche Las faldas además de mas largas serán mas abultadas, con varias capas de enagua. La cintura va a descender aún mas y el talle también será mas estrecho. La terminación en punta del cuerpo aportara a lograr este efecto.
 
La paleta de colores será mas oscura que en al década anterior abundando los verdes y marrones.
 
Un cambio significativo fue el del sombrero, hicieron su aparición nuevamente las cofias o capotes, que se ataban bajo la bajo el rostro e impedían ver para los costados.
 En general la moda de esta década será más recatada, sobria y sencilla que en otros periodos del mismo siglo
 
A partir de los años 50 la creciente prosperidad económica de la burguesía francesa e inglesa se vio expresada en un aumento del consumo de los artículos vinculados al lujo y la moda, Es una época de esplendor del traje femenino. Las faldas seguían agrandándose a base del uso de cada vez mas enaguas, Fue muy habitual la moda de usar faldas cubiertas totalmente de volados ubicados de manera horizontal.
 
Cuando las faldas se ensanchan de tal manera que la cantidad de enaguas necesarias para sostenerla se hace imposible, se las remplazará por una sola enagua crinolizada, es decir almidonada con crin. Las crinolinas sin embargo eran aun mas pesadas.
 
Así 1856 se comenzó a utilizar un miriñaque que aplicaba en su confección todo el desarrollo científico de la época.Estaba realizado con varillas de acero flexible cocidos a una enagua y como eran mas sencillos de ponerse y sacarse que sus antecesores, las faldas siguieron creciendo hasta alcanzar su talla máxima en la década del 60
 
La amplitud paralizante de la falda se completa con el uso del corsé, que se llevaba bajo la camisa intima.En este periodo a través de un sistema acordonado y con aros que moldean el busto, aprieta la cintura mucho mas, generando un talle avispa, pero sin proporcionar el apoyo en la espalda como los corsés de otras épocas.
 
La sumatoria del corsé y el amplio miriñaque conformaron una silueta que podría verse como una triangulo cuya base en considerablemente ancho
 
A partir de mediados de los años 60 el miriñaque fue cambiando su forma y proyectando la falda hacia la parte trasera.
Primero fue una falda que se extendía tipo cola pero llegando a la década del 70 el cambio fue notable y toda la atención de la falda se coloco en esa zona
 
El polisón será la prenda interior que acapara el protagonismo, consiguiendo dar forma y volumen especialmente en la parte trasera de los vestidos de la mujer que se rellenaba con materiales de distintos tipos y se ubicaba la altura de los riñones.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí pueden hacer comentarios sobre el articulo o sugerir nuevos sitios o bibliografías.
Gracias