historiadelhabitat@gmail.com

lunes, 11 de septiembre de 2017

EDIFICIOS SINGULARES Y NUEVOS PROGRAMAS

Botanico. Burton y Turner.1844

LAS NUEVAS TIPOLOGÍAS

Hay que destacar la gran cantidad de nuevas tipologías que surgirán en esta época. Además de las distintas transformaciones de las técnicas de construcción es necesario tomar en consideración la mutación de la tipología de la construcción, impuesta por las nuevas condiciones económicas y organizativas. Se crearon así parlamentos, ayuntamientos, edificios administrativos, teatros, museos, bolsas, hospitales, bancos, cárceles, mercados, cementerios y, más tarde, escuelas y estaciones de ferrocarril. También se definen los espacios públicos que comprenden además de las calles y de las plazas, las zonas verdes (los primeros parques se crearon en el siglo XVIII).
- Puentes
Las grandes estructuras van a destacar en los puentes por las aportaciones.
El Puente de Coalbrookdale (1779) del ingeniero Pritchard y del fundidor Darby es el primero que se hizo enteramente de hierro. Tiene 30 metros de luz. Es un puente de arco de medio punto segmentado en cinco nervios sobre los que se apoya la plataforma superior. Reproduce con exactitud los modelos antiguos en piedra, lo cual es normal, pues entonces no había lenguaje para las nuevas tipologías.
El Puente sobre el Estrecho de Menay en Gales (1818) de Telford alcanza los 177 metros de luz. Hay que destacar que el tablero superior está suspendido por cadenas ancladas en pilastras intermedias. Esta tecnología fue inventada por Finley. Tiene gran altura para permitir el paso de las embarcaciones.
El Puente de Cincinnati en Ohio (1857) de Roebling es otro colgante suspendido no por cadenas (caras ya veces peligrosa por la posible apertura de los eslabones) sino por cables trenzados de acero. Incluye también unos pasos de celosía, muy transparentes. Las pilastras centrales están inspiradas en el historicismo y contrastan con el estilo de renovación de la estructura.
El Puente de Broklyn en Nueva York (1885), también de Roebling, es del mismo estilo que el anterior, se da la misma contradicción entre el historicismo, el neogótico, y la tecnología innovadora de la estructura. El puente une la isla de Nueva York con el barrio judío. En él destacan sus dos estructuras verticales con arcos ojivales de estilo gótico. Tiene 487 metros de luz total, lo que se consiguió introduciendo en el tablero horizontal y en las pilastras verticales unos tensores (sistema de cables), por lo que tiene dos apoyos además de los extremos.
Destaca también el Puente Tubular Britania, de Stephenson, compuesto por un tramo central de 140 metros y dos laterales de 70 metros. Tiene una particularidad : el túnel entero es de hierro, es una gran viga roblonada o viga de cajón por cuyo interior pasa el tren.
Otro ejemplo es el Puente sobre el Duero en Oporto, de Eiffel. El gran tablero superior está apoyado en dos grandes pilastras y en un gran arco central de medio punto. Por debajo pasa el tren. Su construcción es curiosa, pues se hizo sin andamios, primero las pilastras y los tableros laterales y luego el arco y la plataforma central.
- Invernaderos / exposiciones
Una de las principales innovaciones será la nueva tipología de los invernaderos, como consecuencia de la utilización del hierro y el vidrio. El prototipo de nuevo invernadero será el Jardín Botánico de Kensington (1844-8), de Burton y Turner. Una característica de los invernaderos será que están formados por piezas prefabricadas, lo cual hará más económica y rápida su construcción.
El invernadero más importante del siglo XIX y que pasará a darle el nombre a esta tipología será el Crystal Palace de J. Paxton para la Exposición de Londres de 1851. Ahora destaca no la masa sino el volumen, que dará cabida a la exposición. Destacará la ausencia de elementos decorativos historicistas. La forma y, sobre todo, la sobreelevación central, que vendrá dada por los árboles antiguos de su interior que los ecologistas no querían que se arrancaran. Los ingleses eran reacios a la pureza estructural, por lo que Owen Jones intervendrá en la decoración.
Una de sus aportaciones es que utiliza elementos prefabricados que originan una rapidez en el montaje, lo que generó la posible recuperación posterior (era una experiencia que traía de la construcción de invernaderos. Todo esto produce un bajo coste, lo que fue decisivo para que eligieran su proyecto. Otro aspecto importante de esta construcción es la versatilidad de la estructura, pues las estructuras verticales se utilizaban además para canalizar aguas pluviales, por esto los pilares se utilizaron con función estructural y con función de recogida de aguas. Los arriostramientos son los elementos de cosido de la parte baja de la estructura (amarran las bases de la estructura) y se utilizaron también para la recogida de agua y para el saneamiento.
Hay que destacar la nueva sensación en el espacio (sobre todo en los grandes invernaderos) comparado con los neoclásicos, que son más jerarquizados. Ahora la nueva estructura da sensación irrealidad, de espacio infinito, usando los mismos elementos (bóveda, pilares, etc.). El espacio tiene unas nuevas características que se hacen más atractivas. El problema de los invernaderos era que el vidrio generaba mucho calor, sobre todo si no había ventilación. Esta consecuencia en la utilización del vidrio se llama efecto invernadero.
La Exposición de Londres puso de moda las muestras de innovaciones tecnológicas, algo que la gente esperaba con ganas. Por esto más tarde apareció la Exposición de París de 1889, que conmemoró el centenario de la Revolución Francesa. Esta Exposición se desarrolla en tres elementos: la Torre Eiffel, el Palacio de la Exposición en forma de U (de poca importancia) y la Galerie de Machines.
La gran pieza va a ser la Galerie de Machines de Dutert, Contamin y De Dien. Hay innovaciones con respecto a la Estación de San Pancras (ver más adelante), pues en ésta la estructura se apoyaba en las paredes laterales, sin embargo, ahora se apoya directamente en el suelo. La estructura cumplirá también la función de cubierta, su forma de bóveda, casi de cañón con 115 metros de luz y 420 metros de largo, está roblonada y triarticulada, es decir, con tres puntos de tensión: uno en el centro y dos a los lados. Las dos fachadas son de vidrios de colores. Al ser una galería donde iban a estar las innovaciones del momento, se construyeron unos puentes que se metían en la galería para donde la gente pudiese ver la cantidad real de máquinas reunidas y tener una visión global del conjunto. De esta manera el espacio se hacía móvil, queriendo representar un hito en la modernidad.
La otra gran pieza de la Exposición es la Torre de Eiffel, de 300 metros de altura, y, aunque Eiffel es el autor, la parte arquitectónica y decorativa la lleva a acabo un arquitecto. En la Torre, símbolo de la exposición, destacan la cuatro costillas que definen la base y que se van uniendo hasta culminar en la cumbre. Tendrá que resolver varios problemas como la cimentación, los vientos, resuelto por celosías y grandes aperturas, y el agua. Es una construcción que no sirve para nada, solo es un símbolo. Su forma es la típica de los grandes puentes y viaductos, tema en el que Eiffel tenía bastante experiencia. Fue extraordinariamente debatida (algunos pensaban que por su inmensidad se iba a hundir), pero terminó por construirse. El gran valor de la Torre es su representación simbólica, pues representa a París y a Francia. Se caracteriza no por su decoración, de escaso valor, sino como obra de ingeniería y de gran valor y representación.
- Estaciones ferroviarias
Otra de las nuevas tipologías va a ser la estación ferroviaria. Hay dos modelos de estación: la de tránsito, situada paralelamente a la vía y que es una estación de paso, (Estación de San Bernardo de Sevilla) y la término, situada al final del trayecto (Estación Plaza de Armas de Sevilla).
La Estación de St. Pancras en Londres (1863-65), de Barlow, Ordish y Scott va a ser la primera que incluya los avances técnicos al estilo de los Palacios de Exposiciones. Fue una de las primeras y de las más importantes. Es una referencia historicista, pues en sus laterales se da un gótico franco-inglés. La gran aportación es la gran bóveda, la más grande construida hasta entonces (aproximadamente 73 metros de luz) y solamente es superada mas tarde por la Galería de la Máquinas de París. La anchura permite la introducción de varias vías. Las vigas de la bóveda son de medio punto. La estructura exterior se oculta mediante dependencias laterales. La estructura no se sostiene en el centro, solo en los laterales, gracias a la utilización de las vigas, lo que supuso un alarde tecnológico.
Destaca también la Estación de King's Cross en Londres (1851-52) de Cubbitt, en la que contrasta la innovadora cubierta con la fachada historicistas.
- Mercados
Las grandes aglomeraciones de poblaciones hará que triunfe una nueva tipología, los mercados, que se caracterizarán por su altura que permitirá la entrada de luz y la ventilación. Los principales materiales eran el hierro, el vidrio y los materiales convencionales en las fachadas, como en el caso del Mercado de Berlín (1865-8) de Hitzig.
Destaca también el Mercado Central de París (1854), de V. Baltard. Su primer diseño va a ser un mercado de piedra, sin embargo, Haussmann, personaje determinante en la ordenación urbana de París, derrumbará el mercado de piedra y obligará a Baltard a construir uno nuevo con forma de paraguas. Él construyó un mercado ordenado en 14 pabellones y entre cada dos de ellos abría unas avenidas para la circulación entre dichos pabellones. Como sabía que un mercado necesitaba ventilación introduce en la estructura metálica unos elementos de ventilación (rejillas) aprovechando la delgadez del material. Sin embargo, es demolido en 1973, tras una larga polémica. En este mercado se desarrolló la Exposición de las Lituayas, de alimentación.
- Galerías comerciales
Otra de las tipologías son las galerías comerciales, entre las que destacó la Galería Vittorio Enmanuele II en Milán (1865-77), de Mengoni, de estilo románico con arcos de medio punto y planta y estructura de hierro y vidrio en forma de cruz latina, con una gran bóveda en el centro. Se caracteriza por tener gran vida, al no ser un espacio separado del exterior sino una calle más.
- Fábricas industriales
La última tipología a destacar son las fábricas industriales, como la Hilandería de Scherewsbury, de Charles Bage, en 1796.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí pueden hacer comentarios sobre el articulo o sugerir nuevos sitios o bibliografías.
Gracias