historiadelhabitat@gmail.com

lunes, 6 de junio de 2016

LA CIUDAD EN EL IMPERIO ROMANO

¿Cómo era una ciudad romana?
Los primeros asentamientos romanos carecían de planificación y su trazado respondía a la adaptación al medio físico, lo que determinaba una estructura caótica.
La planificación
La planificación urbana, que se observa en las diferentes ampliaciones de Roma y en las ciudades de nueva creación, utilizaba el modelo hipodámico partía de un trazado rectangular y geométrico con calles paralelas y perpendiculares entre sí. Cada cuadrado formaba una manzana, ínsula.

Los romanos aprendieron el urbanismo de los etruscos que gobernaron Roma en el s. VI a.C., convirtiéndola en una gran urbe, con alcantarillado, puentes, edificios públicos y murallas.
Sin embargo, el modelo de plano geométrico que adoptaron los romanos procede de los griegos. Cuando los persas destruyeron Mileto los griegos encargaron su reconstrucción al arquitecto Hipodamo que la planificó siguiendo una estructura reticular . El éxito de este modelo fue inmediato, los griegos lo aplicaron en sus nuevas fundaciones o ampliaciones urbanas (puerto del Pireo). Posteriormente, los romanos lo descubrieron, a través de los etruscos, y lo emplearon tanto en sus campamentos militares como en las ciudades que fundaron. En España por ejemplo Emérita Augusta, en África Timgad, Palmira en Asia.
El urbanismo fue uno de los principales logros de los arquitectos romanos, pero preocupándose siempre del aspecto práctico más que del estético. Roma creó una civilización urbana que a diferencia de las conocidas hasta entonces, tuvo una preocupación especial en mejorar la calidad de vida del ciudadano. La ciudad romana, urbs, ha pasado a la historia como un modelo de eficiencia y buen sentido.
Para conseguirlo, el Estado invertía en infraestructuras que garantizaban a los habitantes de la ciudad comodidad (agua en abundancia gracias a los acueductos, calles empedradas con aceras, incluso con pasos de peatones), higiene (alcantarillado, baños), abastecimiento (mercados), seguridad (murallas) y entretenimiento (teatro, circo, anfiteatro).
Roma fue extendiendo su modelo urbano a los territorios conquistados, sobre todo en el Mediterráneo Occidental, habitado mayoritariamente por pueblos rurales. En las zonas conquistadas reformaban las ciudades si existían y, cuando no había, las fundaban, colonias, siguiendo el modelo hipodámico.

La urbanización de los territorios conquistados era un medio para:
Controlar mejor a la población, antes dispersa.
Uniformar culturalmente a las poblaciones sometidas. Para los pueblos del Mediterráneo occidental la romanización consistió en pasar de un modelo de vida rural a otro urbano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí pueden hacer comentarios sobre el articulo o sugerir nuevos sitios o bibliografías.
Gracias