historiadelhabitat@gmail.com

martes, 25 de octubre de 2016

LA CASA KAUFMANN DE RICHARD NEUTRA




EL MOVIMIENTO MODERNO EN EL DESIERTO DE CALIFORNIA
El autor del edificio que ahora comentamos nació en Austria, donde desarrolló sus primeros estudios como arquitecto y realizó sus primeros proyectos. Sin embargo, como ocurrió con otros tantos artistas europeos en la misma época, se trasladó a Estados Unidos en 1923. Allí siguió aprendiendo arquitectura y tuvo la enorme fortuna de trabajar con Frank Lloyd Wright, hasta que en 1926 se independizó, estableciendo su propio estudio de arquitectura, con el que logró fama y reconocimiento internacionales. Así podría resumirse la trayectoria profesional de Richard Neutra (1892-1970), quien tuvo además tiempo de dedicarse a la enseñanza de su profesión en Los Ángeles.
Neutra era ya un arquitecto de prestigio cuando en 1946 recibió un encargo de un millonario norteamericano; la edificación de una vivienda en pleno desierto de California, en las proximidades de la ciudad de Palm Springs. Así fue como surgió esta edificio que ahora denominamos Casa Kaufmann (por el citado millonario que unos años antes había encargado a Whright la famosísima "Casa de la cascada" en Plano, Ilinois). y también Casa del desierto. En esta ocasión el cliente quería una vivienda confortable, que permitiese el paso de la luz a raudales, porque la emplearía preferentemente durante los meses de invierno. Por lo demás el arquitecto tuvo libertad para desarrollar su trabajo como creyese más oportuno.
De este modo, Richard Neutra levantó un edificio en el que los planos horizontales de las cubiertas parecen en gran medida flotar sobre paredes de cristal transparente, lo que confiere al conjunto un aspecto global de levedad. Por otro lado, al aprovechar la pequeña pendiente de la parcela, la casa resulta casi fundida con el paisaje que la rodea, porque sus volúmenes no se elevan demasiado del suelo, estando casi todo el conjunto levantado en planta única, salvo una pequeña terraza a la que se accede desde el exterior. Junto a la casa, en un plano algo más bajo, una piscina refleja su estructura.
Por otra parte, Neutra empleó como materiales básicos la piedra, el cristal y el acero, y tendió a no alejarse de la gama de colores que el propio desierto le ofrecía, de manera que la casa no desentonase de su entorno natural. Es más, la presencia de patios y porches en la vivienda conecta el interior y el exterior, de forma que el desierto parece tomar parte en la misma construcción.
Fue de esta manera como uno de los monumentos más emblemáticos del movimiento moderno en arquitectura, una de las joyas del denominado estilo internacional, con clarísimas referencias a las tendencias de la arquitectura orgánica, quedó enclavado en el desierto californiano. Ahora, sus actuales propietarios subastarán el edificio en 2008, con un valor de salida de unos 15 millones de $. Seguramente se rematará por más. Y algunos dirán que es un precio elevado para un edificio de tales dimensiones. Pero no sólo es un edificio. Es arte, y del más hermoso, en estado puro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí pueden hacer comentarios sobre el articulo o sugerir nuevos sitios o bibliografías.
Gracias