historiadelhabitat@gmail.com

martes, 4 de abril de 2017

TERRITORIO GRIEGO Y OTRAS YERBAS


GRECIA.
 Estudiar la historia de los griegos — que se llamaban helenos —estudiar los orígenes de nuestra civilización, pues de ellos hemos heredado muchas de nuestras maneras de sentir y de pensar. Sus obras maestras son los modelos en que se han inspirado durante muchos siglos y se inspiran aún los artistas, los escritores y los oradores del mundo entero. Ellos nos han enseñado la fe en la razón humana y el amor a la patria y a la libertad.
La favorable situación de su país, en la extremidad del Mediterráneo, les ha permitido cumplir en la humanidad una como misión providencial. En efecto, por el mar tocaban al Asia, donde se instruyeron, y por el mismo mar trajeron a Europa las civilizaciones de Asia y las invenciones de su propio genio. Los griegos habitaban las orillas y las islas del mar Egeo o mar del Archipiélago, verdadero lago griego. Hubo, pues, una Grecia continental y una Grecia marítima.

GRECIA CONTINENTAL: Grecia continental, Hélade, comprendía la parte inferior de la península de los Balcanes, la más oriental y montuosa de las tres península mediterránea de Europa.

A la extremidad de la península, especie de tronco continental, se unía, por el istmo de Corinto,  una   península   más pequeña  que  tiene  la  forma  de  una  mano  abierta  u  hoja  de  plátano,  según la comparación  de  un antiguo ; esa peninsulita  era el Peloponeso, hoy Morea. Grecia está bañada al este por el mar Egeo, que la separa de Asia, y al oeste por el mar Jónico que la separa de Sicilia y del sur de Italia. Al norte no existe frontera natural.

Según Estrabón, geógrafo griego, el límite antiguo de Grecia podía marcarse con una línea que, partiendo al oeste del golfo de Arta - antiguamente golfo de Ambracia­ - llega, al este, en el golfo de Salónica, a la región montuosa del Olimpo y a la desembocadura del Salambria — antes el Peneo. Esta es poco más o menos la frontera actual del Reino de Grecia.La mayor longitud, de norte a sudeste, es de 410 kilómetros, y su mayor anchura es de 210 kilómetros. La superficie es de 55,500 kilómetros cuadrados.

GRECIA ÍSTMICA. El Istmo de Corinto es de vital importancia. Une la Grecia Central con el Peloponeso y se asoma a dos continentes y dos mares, el Jónico y el Egeo. Su ciudad mayor es Corinto, protegida por una fortaleza elevada (Acro-corinto) de 500 m de altitud, que da nombre a la Coríntide. Corinto mira al O. del golfo de su nombre. En la orilla opuesta está Mégara, ciudad doria como la anterior y su eterna rival, centro de la Megáride.

PELOPONESO La isla de Pélope es una península montañosa históricamente dividida en seis regiones. Aquea (Ajaya, Achaia) es su franja septentrional, entre el mar y Arcadia. Su ciudad principal es Patrás (que da nombre hoy al Golfo de Lepanto). Como Etolia, desempeñó un papel irrelevante en el clasicismo, pero fue hogar de una gran Liga en época helenística. Élide, en el NO., tiene ciudad principal en Élida o Elis. Su núcleo más famoso fue Olimpia, cuyos Juegos dedicados a Zeus originaron el sistema pannhelénico de cómputo anual. Arcadia, paradigma literario de la vida natural y pastoril, ocupa el centro de la península. Boscosa, aislada y escarpada cuenta con las vegas del Alfeo y del Ladón. Mesenia ocupa la prolongación SO. del Peloponeso. Es fértil y estuvo sujeta a los lacedemonios hasta entrado el siglo IV a. de C. Después tuvo capital en Mesena. En su territorio están la micénica Pilo (Pilos, actual Navarino) y la isla de Esfacteria. Argólide, en el NE, inmediata a Corinto, regada por el Inaco. Toma nombre de la ciudad de Argos y albergó los centros micénicas de Micenas y Tirinto. Están allí el santuario de Epidauro, dedicado a Esculapio, divinidad sanadora, y Nemea, donde Heracles venció al león. Laconia es el nombre de la región dominada por el Estado lacedemonio, regido por Esparta, sobre el río Eurotas, protegido por las cimas del Taigeto y el Parnón. Al igual que en el Ática y a diferencia de las restantes, sólo hubo un Estado en la región.

        El nombre vulgar de Grecia y los griegos es latino. Grecia se llama Hélade (ÔJElla;") y sus habitantes, helenos (e{llhne"). El nombre de Hélade o Grecia debe darse al conjunto de lugares donde hubo ciudades helénicas y no sólo a la Grecia peninsular europea o Madrepatria griega.

Nota sobre transcripción de nombres. Los topónimos griegos acabados en -os deben transcribirse con terminación en -o, para no dar indebidamente idea de pluralidad, que ha de reservarse a los nombres griegos acabados en -oi. Pero la práctica ha consagrado muchos nombres en español, como Pilos, Cnosos, etc., de forma que la escritura culta vacila entre ambas grafías, del mismo modo que se verá en este texto.

 GRECIA DEL NORTE. El Norte está partido por la cordillera del Pindo, cuyas ramificaciones cubren gran parte del territorio, poco llano por eso. Al E., las montañas son discontinuas; destaca el Olimpo (2.981 m), morada de Zeus. En la transición hacia Grecia central se hallan el Parnaso, el Parnés (no confundir) y el Citerón. Macedonia. Los griegos no la consideraban propiamente helénica. Cubre todo el N. de la península de los Balcanes e, históricamente, abarca, al Este (límite con Tracia), la Península Calcídica, la más oriental de cuyas tres patas acaba en el Monte Atos (1.935 m). Su capital es Pela (Pella). Ciudades calcídicas son Tesalónica, Olinto y Potidea. Al S. de Macedonia están Epiro y Tesalia, separadas por la cadena del Pindo. Epiro fue poco culta, rica en ganado, apenas urbana. Su ciudad más famosa fue Dodona, sede de un oráculo arbóreo de Zeus. Tesalia es la mayor llanura griega, surcada por el río Peneo, cuyo final es el valle de Tempe. Da trigo y caballos. Paso obligado del N. al S. Sus ciudades principales son Larisa, Feras y Farsalia.

GRECIA CENTRAL. Entre la línea que forman el Golfo de Ambracia y las Termópilas, por el N., y el Istmo de Corinto. Su occidente apenas tuvo relieve histórico en tiempos clásicos. Acarnania (? Acarnia, barrio de Atenas) llega por el E. hasta el río Aqueloo y su fértil llanura. Su ciudad mayor es Estrato (Stratos). Al E., Etolia, franja litoral con la ciudad de Termo (Thermos), junto al lago Triconis. Tuvo importancia política desde el s. IV a. C. La Dóride es una pequeña comarca doria, al S. del Monte Eta. Al E., la Fócide, bajo el Parnaso (2.460 m), sede de las Musas. Sus ciudades mayores fueron Elatea y, sobre todo, Delfos (? Delos), con su santuario panhelénico de Apolo, sede de una liga y de los Juegos Píticos. Junto a ella las mínimas Lócride Ózola u occidental (entre Delfos y Naupacto) y Lócride Opóntica (por su capital, Oponte), hacia las Termópilas. Beocia es la región inmediata al Ática por el O. Tuvo abundante población rural. Sus ciudades principales son la famosa Tebas y la oriental Platea, su rival. Batallas famosas hubo en Leuctra y Queronea, junto al río Cefiso (? Coronea, también Beocia, al N. del Mte. Helicón). La gran isla de Eubea (175 km), la mayor tras Creta, era famosa por su riqueza agropecuaria. Junto a su mejor vega, la del río Lelanto (llanura lelantina), estaban sus principales ciudades-Estado, Calcis y Eretria (? Eritras, en la Jonia anatólica; Eritrea, en África!), a menudo hostiles. Euripo es el estrecho que la separa de Grecia, peligroso por sus corrientes. Ática, región de Atenas, separada de Beocia por el M. Parnés (1.413 m) y el Citerón (1.411 m). La llanura principal, la ateniense, se riega con el Cefiso y el Iliso y divisa montes como el Pentélico (1.100 m, mármol de calidad) y el Himeto (1.027 m). En toda la región no hay sino un solo Estado, el ateniense. Lugar suyo es, al N., Maratón. Frente a la costa S., la isla de Salamina, que cierra el Golfo de Eleusis, ciudad sagrada por sus misterios de Deméter. Más al S., la isla de Egina, primero poderoso Estado, incorporado luego al de Atenas.

GRECIA ÍSTMICA. El Istmo de Corinto es de vital importancia. Une la Grecia Central con el Peloponeso y se asoma a dos continentes y dos mares, el Jónico y el Egeo. Su ciudad mayor es Corinto, protegida por una fortaleza elevada (Acro-corinto) de 500 m de altitud, que da nombre a la Coríntide. Corinto mira al O. del golfo de su nombre. En la orilla opuesta está Mégara, ciudad doria como la anterior y su eterna rival, centro de la Megáride.

PELOPONESO La isla de Pélope es una península montañosa históricamente dividida en seis regiones. Aquea (Ajaya, Achaia) es su franja septentrional, entre el mar y Arcadia. Su ciudad principal es Patrás (que da nombre hoy al Golfo de Lepanto). Como Etolia, desempeñó un papel irrelevante en el clasicismo, pero fue hogar de una gran Liga en época helenística. Élide, en el NO., tiene ciudad principal en Élida o Elis. Su núcleo más famoso fue Olimpia, cuyos Juegos dedicados a Zeus originaron el sistema pannhelénico de cómputo anual. Arcadia, paradigma literario de la vida natural y pastoril, ocupa el centro de la península. Boscosa, aislada y escarpada cuenta con las vegas del Alfeo y del Ladón. Mesenia ocupa la prolongación SO. del Peloponeso. Es fértil y estuvo sujeta a los lacedemonios hasta entrado el siglo IV a. de C. Después tuvo capital en Mesena. En su territorio están la micénica Pilo (Pilos, actual Navarino) y la isla de Esfacteria. Argólide, en el NE, inmediata a Corinto, regada por el Inaco. Toma nombre de la ciudad de Argos y albergó los centros micénicas de Micenas y Tirinto. Están allí el santuario de Epidauro, dedicado a Esculapio, divinidad sanadora, y Nemea, donde Heracles venció al león. Laconia es el nombre de la región dominada por el Estado lacedemonio, regido por Esparta, sobre el río Eurotas, protegido por las cimas del Taigeto y el Parnón. Al igual que en el Ática y a diferencia de las restantes, sólo hubo un Estado en la región.

ISLAS JÓNICAS. Las principales son Corcira  (act. Corfú), homónima de su capital, rica y con dos puertos. Léucade, frente a Acarnania, a la que estuvo unida por un tómbolo que fue excavado para dar paso a las naves. Ítaca, reino de Odiseo (Ulises), Cefalenia, dominada por el monte Eno, y Zacinto, con capital de igual nombre.

ISLAS EGEAS. Creta, la mayor de las islas helenas (260 x  60 km), surcada de montañas en sentido E - O, con fértiles valles, sede del poder minoico y luego de un sinfín de ciudades-Estado dorias. Cnoso (Cnosos, en el N. central) y Gortina (Gortys, en el S. central) son sus ciudades históricas principales. Las islas Cícladas unen la Grecia meridional con Asia Menor. Las Cícladas del Norte incluyen Andros, Tenos,  Míconos y Delos (no confundir con Delfos), mínima pero muy importante por el santuario panhelénico de Apolo. Las del Sur, Ceo (Ceos, no confundir con Quíos), Citno, Sérifo y Sifno. Entre ambas series, dos islas centrales mayores, Paro (Paros), famosa por su mármol, y Naxo (Naxos), la más grande de todas. En el borde meridional del archipiélago, Melo (Melos, Milo), donde se halló la Venus de Milo (Afrodita melia, en realidad). Las Espóradas forman el archipiélago septentrional: Esciato y Pepáreto son las mayores. En el Mar de Tracia (parte N del Egeo), Taso (Thasos), Samotracia, Imbro y Lemno (Lemnos).

GRECIA ASIÁTICA. El litoral O. de Anatolia fue helénico. De N. a S. se divide en Eolia, Jonia y Doria, de acuerdo con los dialectos hablados en ellas. El N. de Eolia es la Tróade, la comarca de Troya (Ilión, en griego), con el Monte Ida. Son eolias las islas de Lesbos (Lesbo; capital, Mitilene) y Ténedo. Las costa central o jonia albergó verdaderas potencias griegas como Focea, Éfeso y Mileto. Están allí Clazómena, Teo, Magnesia del río Sipilo y Colofón. Entre Éfeso y Mileto corre el río Meandro. Son jonias las grandes islas de Quío (Quíos), Samos e Icaria. Los dorios ocuparon el litoral S., con Halicarnaso y Cnido, y sus islas adyacentes, entre las que destaca la gran Rodas.

PROPÓNTIDE Y PONTO EUXINO. son los nombres griegos del Mar de Mármara  y del Mar Negro. El Estrecho de los Dardanelos era llamado Helesponto: su orilla izquierda es el Quersoneso Tracio, con la ciudad de Sesto. En las costa de enfrente está Abido. El Bósforo estuvo guardado por Bizancio (luego, Constantinopla, act. Estambul) y Calcedonia. La península de Crimea fue el Quersoneso Táurico y todo el Euxino estuvo festoneado de ciudades helenas.

MAGNA GRECIA se llama a la Hélade itálica y siciliota, donde hubo ciudades de primer orden económico y político. En Sicilia, Siracusa, Mesina, Agrigento, Tauromenia e Hímera, entre otras; en la costa itálica, Tarento, Nápoles, Regio, Locris, Síbaris y Crotona. Desde estos emplazamientos se mantenían vínculos con la Hélade más occidental, la del litoral hispanofrancés: Massalia, Nicea, Antípolis, Rosas, Ampurias.

OTROS LUGARES DE LA HÉLADE. Destacan las fundaciones africanas de Náucratis (Delta del Nilo, con permiso de los faraones) y Cirene (en Libia). Muerto Alejandro III Magno, los reyes macedonios de Egipto fundaron la que sería la más importante metrópoli del Mediterráneo y la más rica y extensa ciudad helénica: Alejandría de Egipto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí pueden hacer comentarios sobre el articulo o sugerir nuevos sitios o bibliografías.
Gracias